sábado, 12 de octubre de 2013

LIBÉLULAS


Con final del verano y la llegada del otoño no solo las aves comienzan la migración. Las libélulas también inundan los campos en sus movimientos en busca de mejores climas.

Estos insectos realizan unos vuelos con cambios de dirección y velocidad fascinantes, pudiendo volar hacia atrás, en busca de insectos más pequeños como moscas y mosquitos de los que se alimentan.

En el periodo Carbonífero (220 millones de años) existió una “libélula” de 75 cm de envergadura alar.

Os dejo con unas fotos de varias de ellas, realizadas en Aigües.








2 comentarios:

  1. Siempre me han atraído estos insectos que parecen saltadores de pértiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad. Su aspecto y forma de volar son fascinantes.

      Eliminar